Instagram: mucho más que imágenes

Abril
En la red social del momento, donde reinan imágenes y fotos, están apareciendo nuevas formas de expresión. ¡Descubrilas!
Instagram: mucho más que imágenes
Las nuevas tecnologías nacen con fines determinados y objetivos claros, pero muchas veces los usuarios las reinterpretan e incorporan de modos no planificados por sus creadores.

Es el caso de Instagram, donde se están sumando en muchas cuentas voces escritas que hablan en varias líneas, hasta de 300 palabras; en una red social que pone el foco en imágenes contundentes y pocas palabras.

Instagram fue concebida, en sus inicios allá por 2010, como una aplicación para subir fotografías. Un espacio virtual ideal para compartir imágenes agradables, simpáticas, amables y atractivas: viajes, experiencias, reuniones de amigos o familias, moda, composiciones llamativas que promueven la admiración y el “clickeo” del corazoncito.

Ahora surgió una nueva tendencia en el uso de esta red. Influencers, marcas y empresas están encontrándole una función diferente, asociada con lo genuino y sincero como formas de generar empatía con los usuarios. Para muchos, que no por ello dejan de subir fotos e imágenes, la plataforma se ha transformado en un lugar ideal para contar historias, desarrollar ideas, inspirar, escribir reflexiones o explicar las bondades de una actividad, producto o servicio determinado.

Los textos largos en Instagram permiten lograr una profundidad y análisis no asequibles mediante sólo imágenes. Dan contexto y las complementan. Se presentan como una alternativa al blog, y tienen a su favor la enorme popularidad de la red social, que supera incluso a Facebook. Una ventaja es la frescura visual que ofrece Instagram, y su facilidad para transmitir verosimilitud y credibilidad.

Estos relatos pueden ser puramente descriptivos e integrar una estrategia de marketing. Por ejemplo, una pastelería que suba imágenes de tortas puede explayarse sobre sus características, la inspiración para desarrollarlas, ingredientes, anécdotas en que el producto fue protagonista.

"La gente escribe textos largos para documentar momentos importantes que son tan positivos como desafiantes", dijo recientemente Robby Stein, Director de Producto de Instagram a The New York Times.

Entonces, contar algo promueve el tipo de compromiso que las fotos por sí solas no pueden lograr. A veces, las cuentas en las cuales se postean sólo imágenes atractivas o muestran situaciones inalcanzables para sus seguidores, terminan por cansar y pierden seguidores reacios a usar su tiempo para ver fotos que no suman nada a sus vidas.

Leer algo que despierte interés y pensamientos tiene un efecto más duradero que una imagen, lo que pone en cuestión el famoso dicho: "una imagen dice más que mil palabras".

0 Comentarios

Contanos tu opinón